Help with Grief

WAYS FOR FAMILIES TO HELP YOUTH WITH GRIEF

 

General Information

Your child has recently experienced a loss at school, either through the death of a classmate or staff person, or has a classmate that has lost a family member. Each child grieves differently. It is most important that children get sympathy and nonjudgmental responses from their family members.

Keep communicating with your child to create a safe, supportive environment. Talking about feelings is very important. When children see adults expressing their feelings about a loss in a healthy way, they learn how to do it too.

  

Possible Behavioral Changes

•    Restlessness and change in activity level

•    Expression of security issues: Will this happen to me or others

•    Clinging to parents, fear of strangers

•    Withdrawal and unwillingness to discuss the loss

•    Fearfulness, especially of being left alone

•    Regression to younger behaviors—bedwetting, thumb sucking

•    Symptoms of illness: nausea, loss of appetite, diffuse aches and pains

•    Feeling guilty that it is their fault

 


Response of Parents/Caregivers

Children need a sense of security when a loss occurs. It is important to keep to the family routine as much as possible. Children may need more personal attention at bedtime.

 

•    Simple answers to such questions as, “When will you die?” “Can I get sick too?,” or “Does everyone die?” will provide reassurance to children. Adults can seek further information to learn what the child’s concern is, “Are you concerned that I might not be here to care for you?” or “Are you worried you might die soon too?” Brief answers based on fact are best: “I don’t plan to die for a long time. I hope to take care of you as long as you might need me.” or “We all die. However, I don’t think you need to worry that you will die yet. We are going to try and keep you well for many years.”

 

•  Everyone in the family needs reassurance. Children may ask endless questions. They need information and reassurances given repeatedly. Extra play may be needed to relieve the tension related to their grief.

 

It is also important to explain to children that the crisis is not their fault.

 

 


 

AYUDA CON EL DUELO

CÓMO LAS FAMILIAS PUEDEN AYUDAR A LOS NIÑO CON EL DUELO

Información general

Recientemente, su hijo/a sufrido una pérdida en la escuela, ya sea por la muerte de un compañero, un miembro del personal, o tiene a un compañero que perdió un familiar. El duelo de cada niño es una experiencia única. Es sumamente importante que los niños reciban compasión y respuestas sin juicio por parte de sus familiares. Continúe la comunicación con su hijo/a para crear un entorno seguro y cariñoso. Es muy importante hablar sobre lo que siente. Cuándo los niños escuchan a adultos expresar lo que sienten sobre una pérdida de una manera saludable, aprenden también a hacerlo.


Posibles cambios de comportamiento

·        Inquietud y cambios en el nivel de actividad

·        Dudas en cuestión de la seguridad

·        ¿Podrá pasarme a mí o a los demás?

·        Apegarse a los padres, miedo a los desconocidos

·        Aislamiento y el negarse a hablar sobre la pérdida

·        Temor generalizado, especialmente de quedarse solo

·        Regresar a conductas ya superadas - orinarse en la cama, chuparse el dedo

·        Síntomas de enfermedad: náusea,  falta de apetito, dolores y malestares generales

·        Sentirse culpable

Reacción de padres de familia/personas responsable del cuidado de los niños 

Los niños necesitan sentirse seguros cuándo ocurre una pérdida. Es importante mantener la rutina familiar lo más posible. Los niños podrían necesitar más atención a la hora de dormir.

·        Respuestas sencillas a preguntas cómo, "¿Cuándo te vas a morir?" "¿Yo también me enfermaré?", o "¿Todos mueren?", les ofrecerá consuelo a los niños. Los adultos pueden buscar información adicional para entender cuál es la inquietud del niño/a por medio de preguntar, "¿Te preocupa que sea posible que no esté aquí para cuidarte?" o "¿Te preocupa qué tú también puedas morir?" Son mejores las respuestas breves basadas en hechos. "No tengo planes de morirme pronto. Espero cuidarte todo el tiempo que me necesites." o "Todos morimos. Sin embargo, no creo que tienes que preocuparte por morir.  Vamos a hacer todo lo posible por cuidarte por muchos años."

·        Todos en la familia necesitan consuelo. Los niños pueden hacer un sinfín de preguntas. Necesitan continuamente información y ser consolados. Podría convenir darles más tiempo para jugar con tal de aliviar la tensión relacionada con el duelo.

·       También es importante explicarle a los niños que la crisis no es su culpa.